Posicionamiento de la Delegación de ONG de países desarrollados sobre seguridad sanitaria mundial

La Delegación de ONG de países desarrollados emitió un comunicado en el marco de las discusiones sobre el rol el Fondo Mundial para abordar la respuesta al covid sobre la base de la seguridad sanitaria mundial.

La delegación valora que el Fondo Mundial aproveche su capital financiero y político para desempeñar un papel importante en los debates de alto nivel sobre la seguridad sanitaria mundial. Pero, asimismo, rechaza la orientación actual de las conversaciones sobre seguridad sanitaria mundial  que han tendido a centrarse en la protección de las naciones ricas de las enfermedades de los Estados con menos recursos y en tanto se han involucrado en dichas discusiones.

El documento emitido por la delegación destaca que El surgimiento de la pandemia del VIH / SIDA fue uno de los principales estímulos para el surgimiento del discurso sobre la “seguridad sanitaria mundial” y la consideración de la salud como una cuestión de seguridad; motivó la primera discusión del Consejo de Seguridad de la ONU y resolución que considera la enfermedad como una amenaza para la paz y la seguridad internacionales. Y, sin embargo, fue el movimiento mundial de personas con VIH y sus aliados los que exigieron el tratamiento como un derecho humano básico.

El movimiento basado en los derechos y la dignidad, considera la delegación, fue más convincente y duradero que el argumento de la Seguridad Sanitaria Global; y fue la solidaridad, no el miedo al contagio, lo que llevó a la formación del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

Veinte años después, y en medio de la pandemia mundial de COVID-19, nuevamente, todavía hay desacuerdo sobre lo que constituye la “Seguridad en Salud Global. ¿La seguridad de quién? ¿De qué amenazas? ¿Cómo y a qué costo?

La Delegación de ONG de países desarrollados hace un llamado al Fondo Mundial para que promueva un marco centrado en la persona, liderado por la comunidad, que mueva el paradigma de la Seguridad Sanitaria Global más allá de su conceptualización actual de un estrecho miedo al contagio centrado en el estado hacia un enfoque más global basado en los derechos humanos.

En esa línea, la Delegación hace algunas propuestas:

  1. Un replanteamiento de la seguridad sanitaria mundial como solidaridad sanitaria mundial
  2. Poner la seguridad humana, los derechos y el género en el centro de la acción de Solidaridad Global en Salud: no dejar a nadie atrás
  3. Mantener el enfoque en las tres enfermedades
  4. La Solidaridad Sanitaria Mundial debe enfatizar el desarrollo de tecnologías que sirvan al bien común

Puede ver el comunicado (en inglés) en el siguiente vínculo: DevelopedC_NGO

Top